Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 de noviembre de 2017

Mini álbum negro y rosa neon

Hace poco preparé un mini álbum para Sweet Möma con tan sólo dos colores: negro y rosa neon. Las fotos no podían ser demasiado llamativas para respetar los colores de las tintas, así que mis gatos son los protagonistas. Tanto Kike como Raspi son blancos y negros, al pasar las fotos a estos colores ellos se mantienen fieles a su original y el mini sigue quedándose negro y neon ^_^


Todo el mini está hecho con papel de acuarela, creando mis propios fondos y estampados a partir de los sellos "Garabatos" de Sweet Möma. En esta entrada de su blog podéis ver todos los materiales que utilicé. Además añadí tul negro, grapas e hilo.







Hacer un mini en dos colores da más trabajo de lo normal , aún así, a mío me resulta divertido y creo que el resultado es muy diferente al de usar colecciones estampadas y ya coordinadas. Hay que "romperse más la cabeciña".

¡Hasta la próxima!


3 comentarios:

  1. ¡Me encanta, Ange! Es otra genialidad de las tuyas! Muy, muy, muy bonito y con mucha fuerza!
    ¡Muchos besis!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el resultado!!!
    Es precioso!!!
    Besos.
    Marian.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los álbumes con originalidad, diferentes, y personales. Este es rompedor, trasgresor y super todo lo que quieras.

    Me encanta el negro como base para todo, y el rosa neón es a muerte, jajajaja. Lo haría para mí, creo que la gente que me rodea no lo compartiría, pero sí entendería que me identifica.

    Gracias por mostrarnos tantas cosas bonitas y a ver si sacas algo más en gallego, cómo me gusta la castaña que no se encuentra en ningún otro lado. Quizás deberías plantearte hacer papeles de otoño gallegos, hasta me lo he planteado yo, ¡¡¡estoy como una chota!!! Pero me aburren muchísimo las bellotas, harta de ellas estoy.

    Quien supiera y pudiera hacer una colección de otoño con las hojas, la recogida de las castañas, la costumbre de asarlas, los collares, los puestos de castañas, los cucuruchos (aún vino mi sobrino ayer con uno)...

    Perdón, me fui por los cerros de Úbeda, que también se viajar, pero como a terriña non hai nadiña.

    Saúdos,
    Carmen

    ResponderEliminar